VUELTA AL PICO DEL CANIGÓ

 

La idea dar la vuelta al pico del Canigó la tuvieron los miembros de la sección ciclista del CEC (Centre Excursionita de Catalunya).

Por nuestra parte éramos cuatro conocidos... Manuel Amigo, Montse Fíguls, David Ponti y Santi Ruiz, pertenecientes al PROBIKECLUB. Nosotros cuatro ya habíamos hecho rutas juntos y pensamos que no estaría mal dejarnos guiar por los expertos excursionistas de la sección de MTB del CEC.

Por la parte del CEC, dejando de lado que Manuel Amigo forma parte de esta entidad, vinieron cuarto personas (tres chicos y una chica).

La ruta partió de la población francesa de Prats de Mollo y los primeros kilómetros se hacen por carretera asfaltada hasta el cruce del Balneario, donde nos desviamos en dirección a las pista de esquí de fondo.

En las pistas decidimos parar para descansar un poco y esperar a uno de los chicos que todavía no había llegado.

La ascensión se hizo bien por las constantes paradas esperando al personal del CEC que aprovechamos para comer fresitas silvestres que crecían al margen del camino asfaltado.

A mitad de la ascensión, la carretera se torna camino de tierra con algo más de inclinación. El resultado final antes de llegar a Roques Blanques (prácticamente en la cima de la primera etapa) fue de 25 Km de subida sin descanso.

A medida que ascendíamos las nubes iban ganando terreno al sol hasta que en Roques Blanques casi no teníamos luz.

La parte final de esta ascensión la hicimos acompañados de los caballos que pastan por las cima.

Antes de empezar el largo descenso hasta Vernet les Bains, aún pudimos ver la parte sur del Canigó y hacernos una foto de grupo. La foto la hizo un pastor que vino a curiosear al ver un grupo tan curioso.

El descenso se hizo bien, exceptuando una pequeña caída que tubo Santi por culpa (creemos) del mal de altura, que lo desorientó e hizo que se comiera el porte metálico de una valla.

Igual que pasó en la subida, la mitad del camino de bajada fue sobre tierra y la otra mitad, a partir de las zonas pobladas, asfaltado.

Siguiendo las indicaciones de guía (Vocal según la nomenclatura del CEC) llegamos a una Gíte d'étape (albergue o casa de turismo rural a la francesa) que ya estaba concertada desde Barcelona por el Vocal.

El resultado final de la primera etapa fue: 

Kilómetros Tiempo (de pedaleo)
53,94 5h 21'

La cena fue un buen momento para relacionarnos más con nuestros compañeros de ruta.

La chica del CEC empezaba a mostrar síntomas de cansancio. Nada que no cure una buena cena y un buen rato durmiendo.

A la mañana siguiente, se notó la falta de alimento. En rutas de este tipo, la comida es muy importante y la cena no fue lo suficientemente rica en calorías como debería haber sido. El desayuno tampoco fue muy rutero. Por suerte íbamos preparados con barritas energéticas.

La segunda etapa de la vuelta al Canigó fue mucho más dura, puesto que el primer tramo de la ruta consistía en subir hasta el refugio del Xalet de Cortalets. La chica del CEC tubo que subir en coche por que no se veía con fuerzas de subir.

La ascensión es preciosa, con rampas importantes pero con abundantes descansillos e incluso la primera parte es bosque cerrado que protege del posible viento y del más que seguro sol.

Una vez todos en el Xalet, empezamos el complicadísimo descenso por el GR. La trialera es extraordinariamente larga, bonita, complicada e incluso en muchos momentos peligrosa, hasta el punto que por la seguridad del grupo decidimos hacer muchos tramos a pie (no todos son necesarios).

Al final de la larga trialera, los PROBIKERS sugerimos a Manuel Amigo que mirase el mapa puesto que no teníamos muy claro si el camino era el que estábamos a punto de coger. Dejábamos el GR para empezar una ascensión pesada por carretera y pista.

El final del camino fue una bajada de asfalto hasta la carretera principal que conduce a Prats de Mollo, resultando una durísima etapa de casi 71 Km muy lentos.

Finalmente, Manuel Amigo hizo 10 Km de regalo para ir a buscar el coche hasta Prats de Mollo y venirnos a buscar en el cruce de carretera donde creímos que llegarían los chicos del CEC. Esto nunca ocurrió, decidieron cambiar de ruta a mitad de bajada, con lo que estuvimos esperando dos horas a que llegaran y cuando muy a pesar nuestro decidimos partir para Barcelona, los encontramos en un tramo superior de la carretera.

El resultado final de la segunda etapa fue: 

Kilómetros Tiempo (de pedaleo)
70,85 7h 38'

Para realizar la ruta es aconsejable mirar el GR por que es posible que sea más corto y divertido.

Es muy aconsejable llevar comida en forma de barritas puesto que cualquier percance en aquella zona puede hacer que tarde mucho en pasar alguien que nos pueda ayudar.